martes, 31 de enero de 2012

CELEBRAMOS EL DÍA DE LA PAZ



MANIFIESTO POR LA PAZ
Como cada 30 de enero nos reunimos en el patio para recordar que la paz es cosa de todos y que todos los días tenemos que ir haciendo. Celebramos los 50 años de nuestro colegio y desde 1964 salimos para celebrar el día de la paz.
Ya nos lo dijo Gandhi "La paz es el camino", pero algunas veces se nos olvida, por eso nos reunimos para que con nuestras poesías, nuestras canciones y nuestras frases volvamos a acordarnos de que nosotros podemos, con cada uno de nuestros actos y en cada momento de nuestro día a día, conseguir vivir en Paz.
Hablamos mucho de paz y si os preguntara qué significa la palabra paz responderíais: la paloma, no pelearse, que no haya guerras, una fiesta, respeto,... Es cierto, pero insuficiente.
La Paz no es algo que celebramos ahora y cuando se acabe la fiesta se acabó. La Paz es algo que debemos llevar en nuestros corazones, que sirva de guía a nuestras actuaciones. La Paz no es un instante, un momento, hay que construirla día a día y " Si no tenemos paz dentro de nosotros, de nada sirve buscarla fuera"
La paz nace cuando cumplimos y hacemos nuestros deberes, obedecemos a nuestros padres, respetamos y escuchamos a nuestras maestras y maestros, compartimos con los compañeros, cuando ayudamos a los demás, respetamos a los diferentes, ayudamos a conservar la naturaleza,...
La paz se construye continuamente en la clase cuando no nos reímos del otro, no nos peleamos en la fila, no insultamos y cuando utilizamos las palabras buenos días, adiós, por favor, lo siento.
"La primera condición para la paz es la voluntad de lograrla"
A veces utilizamos los mismos medios que los animales: la fuerza y con eso no se construye la paz porque con la fuerza se puede vencer, pero no convencer. Para convencer necesitamos la palabra. La palabra es el arma poderosa que utilizó Gandhi: la palabra para convencer a los demás.
Si la Paz es el camino tenemos que buscar y expresar en nuestra vida individual y en nuestras relaciones con los demás los valores humanos para que tengamos paz: bondad, generosidad, tolerancia, cooperación, respeto, comprensión, amor y libertad. Y cuando estos valores los pongamos en práctica estaremos en el camino de la Paz.
Y, ya sabéis, queridos niños, la Paz es el camino y ya habéis comenzado a andar. Seguid siempre por el sendero de la Paz y no desviaros de él.

                                                              Manuel Domínguez